Testimonios

Liliana, mamá de Areli

Les agradezco el apoyo del DYSPORT y del programa de intervención temprana, porque a mi hija le ha sido de mucha ayuda y ha mejorado en su avance, ya ahora puede pararse mejor.

Le agradecería que siguieran apoyando a la Institución APAC.

El material para la escuela es de mucho interés y utilidad para los niños porque les permite desarrollar mejor sus habilidades.

Durante estos meses desde que se les aplicó el DYSPORT y mi hija se integró al programa de intervención temprana, tiene una mejor extensión de sus piernas , está más tiempo de pie y sin dolor , porque antes le dolía y ahora ya no.

Ya empieza a dar pasos ella sola y se amaciza más día con día, puede caminar apoyándose de algo.

Esther, mamá de Alejandra

Aunque mi hija no recibe Dysport porque no lo requiere, gracias a Dios, sí necesita de otros materiales para apoyarse en su desarrollo, como el programa de psicomotricidad, para desplazarse, motivarse y realizar otras actividades. Todas con el propósito de mejorar su postura, su calidad de vida e integrarse mejor a sus actividades pedagógicas. Esperamos seguir contando con el apoyo de sus programas para nuestra escuela. Gracias.

Alida, mamá de Aquiles

Es de gran importancia el apoyo a nuestra institución, ya que nuestros niños han tenido mejoras y la terapia es más completa con el nuevo material.

Mi hijo se ha visto favorecido con el material de las nuevas áreas como intervención temprana y psicomotricidad. Además de recibir la aplicación de Dysport, el cual facilita su terapia física y con ello mejora su permanencia en su silla de ruedas.

Aún nos hacen falta más cosas para seguir avanzando. Su aportación es de gran ayuda y muy necesaria. Ojalá que podamos seguir contando con los apoyos de este programa, que permite que nuestros hijos mejoren.

En lo personal lo veo reflejado en mi hijo con sus avances.

Marcelino, papá de Hector

Como padre de familia de un alumno de APAC, agradezco el apoyo que recibimos de su Institución.

Así mismo espero que continúe para el desarrollo de mi hijo, ya que con la aplicación del Dysport y el programa de psicomotricidad ha bajado su nivel de espasticidad en los brazos, que fue donde se le aplicó; pero ya que no es permanente el efecto, porque dura aproximadamente 6 meses, se requiere que nos sigan apoyando a través de los proyectos de su Institución.

Estos programas siempre nos han sido favorables a la escuela y a la atención de nuestros hijos.