¿Cuántas personas son afectadas por la parálisis cerebral?

 

La Organización Mundial de la Salud, reporta que una de cada 300 personas en el mundo, nace con, ó adquiere en un momento dado parálisis cerebral

De acuerdo a esa estadística, sí consideramos  que en  el estado de Colima hay una población aproximada de 750,000 personas, se puede hablar  que hay  alrededor de  2,500 personas con esta característica solo en el Estado de Colima. Se estima que 17 millones de personas están afectadas en todo el mundo. (APAC, México, D.F.)

 

¿Cuáles son las causas de la parálisis cerebral?

 

La parálisis cerebral es causada por un daño o desarrollo anormal en las partes del cerebro que controlan el movimiento. Esto puede ocurrir antes, durante o poco después de nacer o en los primeros años de vida, cuando el cerebro aún se está desarrollando. En muchos casos, se desconoce la causa exacta de la parálisis cerebral.

La mayoría de los niños con parálisis cerebral (entre el 85% y el 90%) nació con la enfermedad.

A esto se le llama parálisis cerebral congénita.

 

Las causas de la parálisis cerebral que ocurren antes del nacimiento incluyen:

  • Daño en la materia blanca del cerebro.  El daño en la materia blanca puede perturbar las señales entre el cerebro y las partes del cuerpo a cargo de controlar el movimiento. La materia blanca en el cerebro de un feto es más sensible a las lesiones entre las semanas 26 y 34 de embarazo, pero el daño puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo.
  • Desarrollo anormal del cerebro. Las anormalidades pueden ser causadas por perturbaciones en el proceso de crecimiento normal del cerebro. Las infecciones, la fiebre, los traumatismos o los cambios genéticos (mutaciones) pueden hacer que el cerebro se desarrolle de manera anormal.
  • Sangrado en el cerebro. Los problemas de coagulación sanguínea, los accidentes cerebrovasculares, las malformaciones de los vasos sanguíneos, los defectos cardíacos y la anemia drepanocítica, pueden también causar sangrado en el cerebro.
  • Falta de oxígeno en el cerebro. El cerebro puede dañarse si no recibe suficiente oxígeno por un período prolongado. La presión arterial muy baja en la madre, un desgarro uterino, el desprendimiento de la placenta, los problemas con el cordón umbilical, o un traumatismo grave en la cabeza del bebé durante el trabajo de parto y el parto pueden impedir que el oxígeno llegue al cerebro.

 

Una pequeña cantidad de niños tiene lo que se llama parálisis cerebral adquirida, es decir que el trastorno comienza más de 28 días después del nacimiento. Las causas de la parálisis cerebral adquirida incluyen:

  • Daño cerebral en los primeros meses o años de vida.
  • Infecciones, como meningitis o encefalitis.
  • Problemas con el flujo de sangre al cerebro debido a un accidente cerebrovascular, problemas de coagulación sanguínea, vasos sanguíneas anormales, un defecto cardíaco presente al nacer o anemia drepanocítica.
  • Lesión en la cabeza por un accidente automovilístico, una caída o abuso infantil.

 

 

Fuente: Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2013).

 

¿Cuáles son los signos tempranos de la parálisis cerebral?

 

Los signos de parálisis cerebral suelen aparecer en los primeros meses de vida, pero muchos niños no reciben un diagnóstico hasta los 2 años o más. En general, los signos tempranos de parálisis cerebral incluyen:

 

  • Retrasos en el desarrollo. El niño es lento para alcanzar los hitos del desarrollo, como darse vuelta, sentarse, gatear y caminar. Los retrasos en el desarrollo son las claves principales para detectar una posible parálisis cerebral.
  • Tono muscular anormal. Las partes del cuerpo son demasiado blandas o rígidas.
  • Postura anormal. El niño también podría usar más un lado del cuerpo que el otro al intentar tomar un objeto, gatear o moverse.

Algunos signos específicos por edad son:

  • Bebés menores de 6 meses:
  • No pueden sostener la cabeza cuando están acostados boca arriba y se los levanta.
  • Pueden sentirse muy blandos o rígidos.
  • Al levantarlos, sus piernas se ponen rígidas o se cruzan.
  • Al sostenerlos, pueden extender demasiado la espalda y el cuello, actuando constantemente como si estuvieran haciendo fuerza para alejarse de usted.
  • Bebés mayores de 6 meses:
  • No pueden darse la vuelta (girarse).
  • No pueden llevarse las manos a la boca.
  • Tienen dificultad para juntar las manos.
  • Extienden una sola mano para tratar tomar algo mientras la otra permanece apretada en un puño.
  • Bebés mayores de 10 meses:
  • Gatean inclinados hacia un lado, empujando con una mano y una pierna mientras arrastran la mano y pierna opuestas.
  • Se arrastran sobre las nalgas o se ponen de rodillas pero no gatean sobre brazos y piernas.
  • No puede ponerse de pie incluso agarrados a un apoyo.

 

Si observa cualquiera de estos signos, debe acercarse cuanto antes  con el proveedor de cuidado de  salud de su hijo, para una pronta atención integral.

¿Cuántas personas son afectadas por la parálisis cerebral?

 

La Organización Mundial de la Salud, reporta que una de cada 300 personas en el mundo, nace con, ó adquiere en un momento dado parálisis cerebral

De acuerdo a esa estadística, sí consideramos  que en  el estado de Colima hay una población aproximada de 750,000 personas, se puede hablar  que hay  alrededor de  2,500 personas con esta característica solo en el Estado de Colima. Se estima que 17 millones de personas están afectadas en todo el mundo. (APAC, México, D.F.).

¿Cuáles son las causas de la parálisis cerebral?

 

La parálisis cerebral es causada por un daño o desarrollo anormal en las partes del cerebro que controlan el movimiento. Esto puede ocurrir antes, durante o poco después de nacer o en los primeros años de vida, cuando el cerebro aún se está desarrollando. En muchos casos, se desconoce la causa exacta de la parálisis cerebral.

La mayoría de los niños con parálisis cerebral (entre el 85% y el 90%) nació con la enfermedad.

A esto se le llama parálisis cerebral congénita.

 

Las causas de la parálisis cerebral que ocurren antes del nacimiento incluyen:

  • Daño en la materia blanca del cerebro.  El daño en la materia blanca puede perturbar las señales entre el cerebro y las partes del cuerpo a cargo de controlar el movimiento. La materia blanca en el cerebro de un feto es más sensible a las lesiones entre las semanas 26 y 34 de embarazo, pero el daño puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo.
  • Desarrollo anormal del cerebro. Las anormalidades pueden ser causadas por perturbaciones en el proceso de crecimiento normal del cerebro. Las infecciones, la fiebre, los traumatismos o los cambios genéticos (mutaciones) pueden hacer que el cerebro se desarrolle de manera anormal.
  • Sangrado en el cerebro. Los problemas de coagulación sanguínea, los accidentes cerebrovasculares, las malformaciones de los vasos sanguíneos, los defectos cardíacos y la anemia drepanocítica, pueden también causar sangrado en el cerebro.
  • Falta de oxígeno en el cerebro. El cerebro puede dañarse si no recibe suficiente oxígeno por un período prolongado. La presión arterial muy baja en la madre, un desgarro uterino, el desprendimiento de la placenta, los problemas con el cordón umbilical, o un traumatismo grave en la cabeza del bebé durante el trabajo de parto y el parto pueden impedir que el oxígeno llegue al cerebro.

 

Una pequeña cantidad de niños tiene lo que se llama parálisis cerebral adquirida, es decir que el trastorno comienza más de 28 días después del nacimiento. Las causas de la parálisis cerebral adquirida incluyen:

  • Daño cerebral en los primeros meses o años de vida.
  • Infecciones, como meningitis o encefalitis.
  • Problemas con el flujo de sangre al cerebro debido a un accidente cerebrovascular, problemas de coagulación sanguínea, vasos sanguíneas anormales, un defecto cardíaco presente al nacer o anemia drepanocítica.
  • Lesión en la cabeza por un accidente automovilístico, una caída o abuso infantil.

 

 

Fuente: Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2013).

¿Cuáles son los signos tempranos de la parálisis cerebral?

 

Los signos de parálisis cerebral suelen aparecer en los primeros meses de vida, pero muchos niños no reciben un diagnóstico hasta los 2 años o más. En general, los signos tempranos de parálisis cerebral incluyen:

 

  • Retrasos en el desarrollo. El niño es lento para alcanzar los hitos del desarrollo, como darse vuelta, sentarse, gatear y caminar. Los retrasos en el desarrollo son las claves principales para detectar una posible parálisis cerebral.
  • Tono muscular anormal. Las partes del cuerpo son demasiado blandas o rígidas.
  • Postura anormal. El niño también podría usar más un lado del cuerpo que el otro al intentar tomar un objeto, gatear o moverse.

Algunos signos específicos por edad son:

  • Bebés menores de 6 meses:
  • No pueden sostener la cabeza cuando están acostados boca arriba y se los levanta.
  • Pueden sentirse muy blandos o rígidos.
  • Al levantarlos, sus piernas se ponen rígidas o se cruzan.
  • Al sostenerlos, pueden extender demasiado la espalda y el cuello, actuando constantemente como si estuvieran haciendo fuerza para alejarse de usted.
  • Bebés mayores de 6 meses:
  • No pueden darse la vuelta (girarse).
  • No pueden llevarse las manos a la boca.
  • Tienen dificultad para juntar las manos.
  • Extienden una sola mano para tratar tomar algo mientras la otra permanece apretada en un puño.
  • Bebés mayores de 10 meses:
  • Gatean inclinados hacia un lado, empujando con una mano y una pierna mientras arrastran la mano y pierna opuestas.
  • Se arrastran sobre las nalgas o se ponen de rodillas pero no gatean sobre brazos y piernas.
  • No puede ponerse de pie incluso agarrados a un apoyo.

 

Si observa cualquiera de estos signos, debe acercarse cuanto antes  con el proveedor de cuidado de  salud de su hijo, para una pronta atención integral.

  • ¿Cuántas personas son afectadas por la parálisis cerebral?

    La Organización Mundial de la Salud, reporta que una de cada 300 personas en el mundo, nace con, ó adquiere en un momento dado parálisis cerebral.

     

    De acuerdo a esa estadística, sí consideramos  que en  el estado de Colima hay una población aproximada de 750,000 personas, se puede hablar  que hay  alrededor de  2,500 personas con esta característica solo en el Estado de Colima. Se estima que 17 millones de personas están afectadas en todo el mundo. (APAC, México, D.F.)

  • ¿Cuáles son las causas de la parálisis cerebral?

    La parálisis cerebral es causada por un daño o desarrollo anormal en las partes del cerebro que controlan el movimiento. Esto puede ocurrir antes, durante o poco después de nacer o en los primeros años de vida, cuando el cerebro aún se está desarrollando. En muchos casos, se desconoce la causa exacta de la parálisis cerebral.

    La mayoría de los niños con parálisis cerebral (entre el 85% y el 90%) nació con la enfermedad.

    A esto se le llama parálisis cerebral congénita.

     

    Las causas de la parálisis cerebral que ocurren antes del nacimiento incluyen:

    • Daño en la materia blanca del cerebro.  El daño en la materia blanca puede perturbar las señales entre el cerebro y las partes del cuerpo a cargo de controlar el movimiento. La materia blanca en el cerebro de un feto es más sensible a las lesiones entre las semanas 26 y 34 de embarazo, pero el daño puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo.
    • Desarrollo anormal del cerebro. Las anormalidades pueden ser causadas por perturbaciones en el proceso de crecimiento normal del cerebro. Las infecciones, la fiebre, los traumatismos o los cambios genéticos (mutaciones) pueden hacer que el cerebro se desarrolle de manera anormal.
    • Sangrado en el cerebro. Los problemas de coagulación sanguínea, los accidentes cerebrovasculares, las malformaciones de los vasos sanguíneos, los defectos cardíacos y la anemia drepanocítica, pueden también causar sangrado en el cerebro.
    • Falta de oxígeno en el cerebro. El cerebro puede dañarse si no recibe suficiente oxígeno por un período prolongado. La presión arterial muy baja en la madre, un desgarro uterino, el desprendimiento de la placenta, los problemas con el cordón umbilical, o un traumatismo grave en la cabeza del bebé durante el trabajo de parto y el parto pueden impedir que el oxígeno llegue al cerebro.

     

    Una pequeña cantidad de niños tiene lo que se llama parálisis cerebral adquirida, es decir que el trastorno comienza más de 28 días después del nacimiento. Las causas de la parálisis cerebral adquirida incluyen:

    • Daño cerebral en los primeros meses o años de vida.
    • Infecciones, como meningitis o encefalitis.
    • Problemas con el flujo de sangre al cerebro debido a un accidente cerebrovascular, problemas de coagulación sanguínea, vasos sanguíneas anormales, un defecto cardíaco presente al nacer o anemia drepanocítica.
    • Lesión en la cabeza por un accidente automovilístico, una caída o abuso infantil.

     

     

    Fuente: Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2013).

  • ¿Cuáles son los signos tempranos de la parálisis cerebral?

    Los signos de parálisis cerebral suelen aparecer en los primeros meses de vida, pero muchos niños no reciben un diagnóstico hasta los 2 años o más. En general, los signos tempranos de parálisis cerebral incluyen:

     

    • Retrasos en el desarrollo. El niño es lento para alcanzar los hitos del desarrollo, como darse vuelta, sentarse, gatear y caminar. Los retrasos en el desarrollo son las claves principales para detectar una posible parálisis cerebral.
    • Tono muscular anormal. Las partes del cuerpo son demasiado blandas o rígidas.
    • Postura anormal. El niño también podría usar más un lado del cuerpo que el otro al intentar tomar un objeto, gatear o moverse.

    Algunos signos específicos por edad son:

    • Bebés menores de 6 meses:
    • No pueden sostener la cabeza cuando están acostados boca arriba y se los levanta.
    • Pueden sentirse muy blandos o rígidos.
    • Al levantarlos, sus piernas se ponen rígidas o se cruzan.
    • Al sostenerlos, pueden extender demasiado la espalda y el cuello, actuando constantemente como si estuvieran haciendo fuerza para alejarse de usted.
    • Bebés mayores de 6 meses:
    • No pueden darse la vuelta (girarse).
    • No pueden llevarse las manos a la boca.
    • Tienen dificultad para juntar las manos.
    • Extienden una sola mano para tratar tomar algo mientras la otra permanece apretada en un puño.
    • Bebés mayores de 10 meses:
    • Gatean inclinados hacia un lado, empujando con una mano y una pierna mientras arrastran la mano y pierna opuestas.
    • Se arrastran sobre las nalgas o se ponen de rodillas pero no gatean sobre brazos y piernas.
    • No puede ponerse de pie incluso agarrados a un apoyo.

     

    Si observa cualquiera de estos signos, debe acercarse cuanto antes  con el proveedor de cuidado de  salud de su hijo, para una pronta atención integral.